Viaje A Caledonia :: Home
English
Version

Errores
  Conciertos

Volver al índice

Lista

Entradas

Galería de fotos

Crítica

Crónica

 

Vitoria, 17 Julio 2002
Festival de Jazz, Polideportivo Mendizarroza
 

Lista de canciones

  1. I Love You Baby (Chris Farlowe)
  2. The Thrill Is Gone (Chris Farlowe)
  3. Whining Boy Moan
  4. Talk Is Cheap
  5. Early In The Morning
  6. Don't Worry About A Thing
  7. That's Life
  8. Whatever Happened To PJ Proby
  9. Sometimes We Cry (con Chris Farlowe)
  10. Moondance
  11. Fast Train
  12. Vanlose Stairway / Trans-Euro Train
  13. Meet Me In The Indian Summer
  14. Sitting On Top Of The World (con Chris Farlowe)
  15. Something You Got (con Chris Farlowe)
  16. It's All In The Game
  17. All Work And No Play
  18. Philosopher's Stone
  19. Precious Time
  20. E: Help Me
  21. Gloria

Duración: 1h 34m

Artista Invitado: Chris Farlowe

  • Richard Dunn - Teclados
  • Ned Edwards - Guitarra
  • David Hayes - Bajo
  • Matt Holland - Trompeta
  • Bobby Irwin - Batería
  • Martin Winning – Saxo

Entradas

Galería de fotos

Crítica:

La gloria de Van Morrison (pdf, 386k)

Pablo Sanz, El Mundo, 19-07-2002

El León de Belfast y la maravilla orquestral (pdf, 360k)

Javier de Cambra, La Razón, 19-07-2002

Van Morrison, genial pero mejorable (pdf, 352k)

Luis Martín, ABC, 19-07-2002

El huracán Van Morrison arrasa (pdf, 413k)

Miquel Jurado, El País, 19-07-2002

Crónica:

MIGUEL LÓPEZ

Vitoria, 17-7-2003

And it´s a hard road
Even my best friends they don´t know
And I´m searching for, searching for
The philosopher´s stone

Ese fue el punto más alto en el vuelo nocturno que nos pegamos en Vitoria. Un vuelo de cuclillo rojo, de halcón o de pajarraco, vaya usted a saber, pero sin duda una búsqueda colectiva de esa piedra filosofal que Van esconde en los bolsillos de su alma. Para llegar a ese instante Van nos hizo navegar por aguas jazzísticas y nos metió por los meandros del R&Blues, unas veces de la mano de Chris Farlowe (Thrill is gone), otras jugando con buenas versiones del Talk is cheap o Early in the morning, pero siempre con David Hayes sujetando a una banda que supo encajar todas las piezas de ese complejo puzzle que Van traza al ritmo que le dicta su instinto.

Cuando se marcó un fantástico That´s life pudimos entrever que la noche prometía, pero el tono bajó de nuevo hasta que Sometimes we cry volvió a poner las cosas en su sitio. Sí, hacía una maravillosa noche para bailar bajo la luna. Así que llegó el momento más esperado y Van se inclinó para coger la guitarra eléctrica.

Comienza a acariciarla y nos mete dentro de ese dulce y alocado Fast Train. Armónica, guitarra y gemidos. Supongo que la banda le estuvo apoyando, pero tuve la sensación de que estábamos solos Van, su armónica, su guitarra y los locos de esta lista en un tren nocturno que devoraba las estaciones de la vida. La magia dura diez o doce años, no recuerdo bien, pero ese rasgueo deja unos surcos profundos de los que nunca podré escapar. Y es que yo divido los conciertos de Van en dos: en unos coge la guitarra y en otros no. Manías que tiene uno.

Un buen Vanlose stairway lleno de fuerza seguido por Indian summer crean el suficiente ambiente para que Van vuelva a abrazar la guitarra. Esta vez es la acústica, con un sonido demoledor. De sus entrañas brota un extraordinario Sitting on the top of the world, junto a Farlowe, que también me deja anonadado.

Después se mantiene el listón y recuerdo unos buenos It's all in the game y All work no play. Es el momento para Philosopher's stone. Una fuerza descomunal provocada por el viento de esa armónica bestial nos empuja hacia ningún sitio, que es exactamente a donde pretendemos llegar. Después un largo adiós con Precious time, Help me (de lo mejorcito del concierto, pero sin llegar a It´s too late, claro está) y Gloria.

Se encienden las luces y se apaga el sueño. La siguiente noche me voy a ver a B.B. King. Sienta su enorme cuerpazo en una silla, en el centro del escenario, y pide disculpas: le duelen las rodillas. Monta su show, su guitarra lanza sabios estertores y su voz a veces nos recuerda que estamos ante una leyenda, un tanto ruinosa, del blues. Sin embargo, este nuevo concierto me sirve sobre todo para redescubrir el de Van y añorar cada instante que pudimos vivir aquella noche.

  El Libro | Los Autores | Críticas | Conciertos| Así caí fulminado | Canciones, álbumes y nombres | Agradecimientos | Errores | Enlaces
www.viajeacaledonia.com | Van Morrison :: Viaje A Caledonia :: ISBN 84-245-1020-8
Todos los derechos reservados. ©2017 Miguel López e Isabel López. Edita: Editorial Fundamentos.
Conciertos Así caí fulminado Canciones, álbumes y nombres Gracias Enlaces Qué Es El Libro Los Autores Críticas Errores