Viaje A Caledonia :: Home
English
Version

Errores
  Críticas
Volver al Indice

 

 

Garganta profunda

Van Morrison cautiva con un elegante mosaico de rhythm and blues, swing y jazz vocal, en el primero de sus dos conciertos de Bilbao

01-03-2005
El Correo Digital,Josu OlarteEnlace original

Un público intergeneracional y muy conocedor de lo que puede dar de sí el artista en vivo acudió a la llamada del León de Belfast, en el primero -el segundo es hoy- de sus dos conciertos de Bilbao.

Introducido en clave de 'shuffle' de Nueva Orleans, Van Morrison compareció con puntalidad sobre el escenario del Euskalduna, tocado con su traje oscuro, sombrero de ala ancha y gafas negras, e invocando al espíritu de Ray Charles, quizá la influencia más presente en toda su carrera, dando salida a un singular cóctel de rhythm and blues más cercano a la sensibilidad del jazz que a la del rock.

El legendario cantante, compositor y multinstrumentista (guitarra, armónica, saxos..) comenzó con 'It's all over now' y, alternando sabiamente el tempo de los temas, desgranó 'Back on top', 'Philosopher Stone', 'Don't you worry bout a thing' y rindió tributo a Mose Allison.

Lo hizo respaldado por una banda intachable de seis músicos, dirigida por el trompetista Matt Holland y con especial protagonismo del saxo y el teclista, que por momentos hicieron olvidar a los clásicos Georggie Fame y Pee Wee Ellis. Obseso del sonido y arisco, Morrison les obligaba tan pronto a echar el freno como a acometer briosos embates de swing.

Mediado el concierto, fue concediendo clásicos al personal. Sonaron 'Moon Dance', 'Precious Time', 'Brown eyed Girl' 'Sometimes you cry', 'Bright Side of the Road' y hasta una sorprendente versión de 'Jackie Wilson said'. Pada terminar, interpretó la archiconocida 'Gloria' que grabara con Them.

Aunque su registro vocal no es el mismo, Van Morrison sigue teniendo una garganta privilegiada. Jugó con el soul, aunque quizás por su enfoque jazzístico y por bo dejar expandirse a la eficiente banda, el recital no pudo ser una inexperiencia única e inolvidable. Todo sonó impecable, pero con una cierta rutina, de forma que sólo conmovió a los que iban predispuestos a disfrutar. La mayoría.

Como en todos sus recitales recientes, postergó su último disco, 'Whats wrong with this picture', aunque se ajustó a su concepto, pasando por el tamiz del blues y el jazz todas las músicas que le han influenciado sin eludir una cierta carga ácida en torno a los peajes de la fama y los falsos mitos.

Desde que álbumes como 'Days like these' (1996) o 'The healing game' (1997) marcaran su renacer comercial, Morrison ha actuado con cierta frecuencia en San Sebastián y Vitoria. Ayer saldaba una especie de deuda con la mayor capital vasca quien, como Dylan, Cohen, Waits o Neil Young, pasa por ser uno de los artistas con una madurez creativa más envidiable.

 

  El Libro | Los Autores | Críticas | Conciertos| Así caí fulminado | Canciones, álbumes y nombres | Agradecimientos | Errores | Enlaces
www.viajeacaledonia.com | Van Morrison :: Viaje a Caledonia :: ISBN 84-245-1020-8
Todos los derechos reservados. ©2020 Miguel López e Isabel López. Edita: Editorial Fundamentos.
Conciertos Así caí fulminado Canciones, álbumes y nombres Gracias Enlaces Qué Es El Libro Los Autores Críticas Errores